fbpx

Estas son las estrategias infalibles para cumplir tus metas en el extranjero este 2021

The New Year just started!

Un año recién iniciado y con ello muchas ilusiones y nuevos propósitos.

Si quieres asegurarte de que tus propósitos no se queden solo en la lista de los buenos deseos y se conviertan en realidad…

Aqui te van 6 estrategias:

1) Antes que nada ¡Cámbiales el nombre! Es necesario que te comprometas fuertemente contigo misma, empezando por el nombre. Utiliza el poder de las palabras para establecer concretamente lo que quieres. Mejor llámales metas u objetivos. “Mis metas para este 2021 son…”. Así, desde la palabra, hablas del compromiso que tienes para volverlos una realidad este año.

Ejemplo: Mis metas para este 2021 son…

Hasta allí todavía se sienten débiles los compromisos. Además son bastante difusos, es decir ¿Específicamente qué quieres decir con hablar alemán? Por eso, para que tengan más fuerza, hay que hacer las metas más concretas.

2) CLARIDAD. Sé muy clara, concreta y específica con lo que quieres lograr.

3) PASION y DETERMINACIÓN Ahora, el siguiente paso es que obtengas, desde este momento, la pasión y determinación suficientes para conseguirlos. Y eso lo haces respondiendo a estas preguntas. Es fundamental que seas muy clara y honesta contigo misma, porque de lo contrario no funcionará:

Tienes que asegurare de que las respuestas a estas preguntas te hagan vibrar de emoción. También asegúrate de que tus respuestas tengan totalmente sentido para ti, y para nadie más. Y, sobre todo, que estén relacionadas con los anhelos de tu alma y con lo que de verdad quieres y necesitas en esta etapa de tu vida.

TIP: También es útil usar lo que ya no quieres más en tu vida y lo que ya no esas dispuesta a tolerar y transformarlo al positivo. Es decir, utiliza esas emociones “negativas” para impulsarte y darte más fuerza para obtener eso que quieres. Por ejemplo: “Estoy cansada de sentirme frustrada por no poder leer todos esos libros y revistas en alemán; por no poder ir a eventos de networking que son en alemán; por no poder estudiar ese curso o capacitación que quiero porque es en alemán.”En positivo: Si aprendo alemán podré leer todas las revistas que quiera; ir a todos los eventos que quiera sin limitaciones; podré socializar tanto como se me antoje; me inscribiré a ese curso de psicología del que tanto tengo ganas.”Habrá días en los que tu motivación ande muy baja y no tengas ganas de hacer nada, y es justamente en esos días en los que debes recurrir a estas respuestas para recordarte la razón de ser de esas metas. Si contestas estas preguntas desde tu verdad, verás que se vuelve mucho más sencillo realizar las acciones que necesitas para conseguir esas metas, incluso a pesar de las resistencias y los miedos que puedas sentir.

4) ACCIONES y FECHAS LÍMITE. Nada se manifiesta solo por arte de magia. Es necesario tomar acciones para asegurarte de que tus metas se vuelvan reales. Esta es la parte donde estableces concretamente ¿Cómo vas a lograr tus metas y para cuándo? 

5) Se REALISTA. Es fundamental que seas realista con los tiempos durante los que trabajarás en tus metas y que solo establezcas aquello que definitivamente estas comprometida a realizar. Porque, de no ser así, estarás menoscabando la confianza en ti misma al prometerte algo que, desde el inicio, sabes que no vas a realizar.

6) CREE EN TI MISMA. Amate a ti misma con locura y con pasión absoluta. No permitas que nada, ni nadie te distraiga de realizar eso que quieres. Atrévete a soñar y también a realizar las acciones necesarias para convertir esos sueños en realidad. ¡No hay limites para la mujer que cree en sí misma!

Emigrar: una palabra que lleva consigo ilusión y muchos retos al mismo tiempo.

Cuando finalmente decides tomar la decisión de emigrar a Alemania y quieres empezar a tomar acciones para poder hacerlo, aparecen una serie de preguntas.

Muchas de ellas no tienen respuesta inmediata, y te preguntas ¿por dónde empiezo?

-       ¿Por qué emigrar a Alemania?

Empecemos por las razones más importantes y que determinan el buen estilo de vida que se puede llevar aquí.

Alemania es un país que cada año recibe a miles de emigrantes que llegan a estudiar o en búsqueda de una nueva vida en el exterior y con un buen empleo, lo que lo hace ser un país multicultural que recibe gentilmente a extranjeros.

Si hablamos de la educación, es gratuita y de calidad. Así que los estudiantes internacionales lo prefieren por obvias razones. ¿Y lo mejor? No necesitas hablar alemán para hacer tus estudios universitarios, ya que hay muchas carreras 100% en inglés.

El país recibe alrededor de 800.000 migrantes cualificados cada año por lo que es otra de las grandes razones para emigrar.

Además, según el ranking de paz global, es uno de los países más seguros del mundo; ocupando el puesto 16 según los 163 que analiza el indicador.

-       ¿Por dónde empezar?

Decidir emigrar ya sea que sueñes con estudiar o trabajar en el país, existen dos escenarios que nos podemos plantear al querer empezar una nueva vida en Alemania.

1.  Emigrar a Alemania con acompañamiento de alguien con experiencia

Irse a un país que no es nuestro implica elegir y pensar cada paso que demos de la forma más acertada.

Y sin duda, hacerlo con acompañamiento es igual a cometer menos errores en el largo viaje hacia una nueva vida en el exterior.

En especial a las mujeres que nos encanta sentirnos seguras con lo que hacemos.

Por eso, ir de la mano de una persona que sepa guiarnos, es crucial para no perder tiempo y cumplir con nuestros objetivos.

Alguien que haya estado en nuestro lugar y ahora tenga las herramientas y conocimientos para ayudarnos al emigrar a Alemania.

Que haga las preguntas correctas para que los miedos y las dudas que enfrentamos al emigrar sean menores.

La orientación para tomar decisiones al buscar trabajo, o escoger el programa de estudios que más te guste, hace que todo sea más sencillo.

Es importante tener un acompañamiento si lo que deseamos es dar pasos firmes y continuar cumpliendo nuestros sueños sin vernos en la necesidad de caminar a ciegas.

Ya sea de la mano de un mentor o acompañada de una comunidad de mujeres cuyas experiencias y vivencias te hagan sentir que no estás sola.

Sabiendo que allá afuera hay más mujeres como tú.

Eso significa tener un desarrollo migratorio más armonioso.

2.    Emigrar a Alemania sin ayuda de alguien con experiencia

Dar ese primer paso para vivir en el exterior y empezar de cero no es sencillo, sobre todo si es por primera vez.

Emigrar a Alemania y cumplir nuestras metas sin asesoría puede significar tener un camino de aprendizaje más largo.

Cometer errores que cuestan tiempo y dinero, y en el peor de los casos, no poder llegar a cumplir los objetivos que se plantearon.

Tener que aprender un nuevo idioma, sumado al hecho de no saber de qué forma funciona el sistema laboral, cómo hacer tu CV en otra lengua o cómo prepararse para una entrevista, son cosas que llevan bastante tiempo conocer y mucho más si lo hacemos como un ensayo y error.

Además, que no todas las universidades cumplen con lo que queremos forjar en nuestra vida académica y es importante encontrar una que nos ayude a obtener nuestros objetivos.

Cuando emigramos, no siempre estamos seguras de los planes que tenemos a mediano o a largo plazo, lo que puede ser crucial y determinar cómo será nuestro camino cuando nos mudamos a otro país.

Todas estas cosas las debes tener en cuenta si decides emigrar a Alemania sin asesoría de alguien con experiencia, y que te facilite el proceso.

Sea cual sea la decisión que tomes, llévate la idea de que emigrar es una experiencia que cambia y enriquece la vida.

Escoge una opción que te haga sentir cómoda al emigrar a Alemania

Ya sea que decidas migrar a Alemania para estudiar o trabajar, asegúrate de hacerlo usando la opción que vaya alineada con lo que deseas.

El proceso de acompañamiento te orienta a dar los mejores pasos, y hacerlo sola y sin ayuda de nadie implica trabajar en nuestra autonomía.

Ambas formas son válidas.

Date crédito por todo lo que estás haciendo para lograr tus metas, porque ya eso es admirable.

Detrás de cada mujer que emigra, hay una historia.

Una historia del por qué inició su viaje, de los retos que enfrenta y de los sueños que persigue.

Sea cual sea tu historia, recuerda hoy que no estás sola y que tienes el derecho a ser la protagonista de tu viaje.

Hay algo que no te cuentan cuando emigras:

Al salir de tu país no solo dejas el lugar, las personas y las cosas que conoces.

También, te desprendes de una forma de ver la vida, de lo que creías que eras o querías.

Lo que debes recordar es que tienes derecho a cambiar de planes, opiniones, creencias y de todo aquello que no te permite avanzar.

A lo único que no puedes renunciar es a buscar esa versión de ti misma donde te sientes plena y feliz con tu vida en el extranjero.

En este punto me gustaría compartir 3 claves que me han ayudado a encontrar y potenciar esa versión de mí misma; que no es mejor ni peor que antes; es la que conecta conmigo en el momento presente.

Advertencia: no son consejos de psicólogo, porque no lo soy. Son reflexiones de una mujer migrante, como tú, con muchos deseos de ver a otras brillar en su propio camino.

1- Escribe un diario para manifestar tus sentimientos, agradecer y sentirte orgullosa por todo lo que logras.

El primer paso para encontrar tu mejor versión es ser sincera contigo misma y reconocerte.

¿Sabes cuál es la magia del diario? Escribes para ti. Allí tienes la libertad de escribir con tus palabras, en tu idioma, a tu estilo, sin miedo a sentirte juzgada.

Al escribir, permite que tu voz interna tome el control. Recuerda hacer memoria de lo bonito que tienes y de todo lo que logras; cada paso cuenta y llena el tanque de motivación.

2- Busca tu tribu

La tribu tiene una función vital, especialmente cuando migramos: mantenernos a flote cuando la familia o amigos cercanos no pueden hacerlo.

Tu tribu puede ser una comunidad de mujeres migrantes que residen en tu ciudad; otras hispanas que tienen proyectos similares a los tuyos; o cualquier grupo social al cual sientes que perteneces y te impulsa a buscar tu mejor versión.

A la hora de unirte a una tribu sigue tu intuición y suelta los “debería”. La magia de la tribu es sentir que eres parte de ella de forma genuina y que tienes la libertad de ser tú.

3- Aprende a pedir ayuda siempre que lo necesites

Recuerda esto: no tienes que hacerlo todo sola y no necesitas demostrar que puedes, para merecer lo que la vida tiene para darte.

Cada vez que necesites apoyo busca lo que conecta contigo en ese momento. A veces ese apoyo puede venir de un terapeuta, coach, mentor o de una persona que ha pasado por lo mismo que tú y sabe cómo ayudarte.

En mi proceso he tenido la suerte de contar con profesionales que me han orientado en el momento oportuno: psicólogas, coaches y otras mamás emprendedoras que me han brindado su apoyo.

Sin ellas definitivamente no estaría donde estoy.

Al día de hoy estoy convencida de que la mejor versión aparece cuando te tienes como tu mejor aliada y cuando hay una tribu detrás impulsándote en el camino.

No estás sola. ¡Unidas somos más!

Sigue a Karina en Instagram: @karina_ausecha
Canal de Youtube
Web: www.karinaausecha.com
 Karina Ausecha es comunicadora social y periodista, especializada en copywriting. Es la autora del blog sobre vida en Alemania Al otro lado del charco. Hoy en día se dedica a: escribir textos comerciales y a ayudar a emprendedoras y dueñas de negocio a vender a través de las palabras.
Penrocket Logo
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram